04/06/2015
Entrevista a Carlos Silva Ponce

UNA NUEVA MIRADA

El Instituto de Capacitación Laboral de ASIVA está potenciando sus servicios con una visión de futuro de carácter regional.

Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Para ello hemos comenzado a atender las provincias de San Antonio, Los Andes y Petorca de una manera mucho más intensa, entregando capacitación de calidad a través de parámetros conocidos y consensuados para las empresas socias y sus clientes, se constituye en un desafío permanente para esta entidad.

Los beneficios de capacitar a los trabajadores, para mejorar su nivel de competencias, son reconocidos; sin embargo, esta debe responder a las necesidades reales de la empresa para que su valor sea efectivo.

Un modelo innovador de capacitación es el que ofrece el Instituto de Capacitación Laboral de ASIVA y sobre él quisimos conversar con su gerente, Carlos Silva Ponce.

Qué ventajas ofrece el modelo formativo del instituto?

El foco se centra en el aprendizaje, el que tiene como base la mejora de las competencias laborales de los trabajadores, para levantar la productividad y, como impacto, mejorar la competitividad de las empresas en las que ellos laboran. La diferencia radical está en el sistema de evaluación, ya que nosotros evaluamos binariamente la brecha al principio y al final de cada uno de los cursos; no somos intermediarios de profesores, pues entregamos y generamos aprendizajes en los equipos de las empresas; esto nos permite entregarles informes detallados, respecto del cierre en las brechas de desempeño de sus trabajadores.

Esto último cuando hablamos de cursos para empresas, que constituyen la mitad de nuestro quehacer, pues otra labor se centra en la realización de cursos de formación, como aquellos resultantes de becas laborales, de programas de gobierno, entre otros; los que están enfocados a la empleabilidad. En definitiva, se trata de un mismo servicio, pero con dos enfoques distintos.

Qué valor tiene el hecho que se evalúe la capacitación? ¿Qué ganan las empresas con esto?

Ganan varias cosas. Primero, el estándar de evaluación de cada uno de los cursos es provisto por las empresas, por tanto entregamos una formación válida y pertinente. Contra ese desempeño esperado, nosotros desarrollamos la capacitación y presentamos nuestros informes; por tanto, ofrecemos capacitación a la medida, para una mayor productividad y competitividad, a través de un modelo formativo avanzado.

De este modo, la empresa recibe información que es relevante para las toma de decisiones, pues se le entrega un informe detallado del aprendizaje alcanzado por cada participante. Además, a los alumnos que logran alcanzar el estándar de evaluación deseable por la empresa, los premiaremos y entregaremos una certificación adicional llamada "Sello ICLASA", por tanto la empresa sabe qué trabajadores cerrado su brecha adecuadamente.

Respecto a los cursos que ofrecen, ¿en qué áreas se enfocan?

A través de su historia ASIVA ha logrado mucha experiencia en capacitaciones de carácter industrial y, por lo mismo, somos reconocidos en las áreas de conducción de Grúas, Retroexcavadoras, Electricidad, Soldadura, Mantención Industrial, Rigger, entre otros. A su vez, la apertura de la Asociación Gremial a otros tipos de empresas ha llevado a que las preocupaciones en temas laborales y tributarios se refuercen y ello ha generado muy buenos programas de capacitación en estos ámbitos.

En torno a la calidad docente, ¿qué puede decir?

Tenemos todo un equipo de trabajo a cargo de los cursos de capacitación y profesores de gran experiencia y trayectoria en sus disciplinas. Como entidad de capacitación, controlamos el proceso formativo y, por ello, somos capaces de entregar un servicio integrado y homogéneo, asegurando la mejora continua. No es trivial nuestra certificación ISO 9001 NCH 2728.

En cuanto a la infraestructura disponible, ¿qué puede destacar?

El instituto dispone de las instalaciones necesarias para desarrollar eficientemente su quehacer. No obstante, también efectuamos capacitaciones en los lugares de trabajo, pues hay que tener claro que la capacitación no tiene que ser necesariamente clase frontal, en muchos casos es mejor en formato de taller, con aplicación y con entrenamiento; así que nuestras clases también se hacen en patios de maniobras, talleres e instalaciones que nos proveen las empresas.

Finalmente, ¿cómo ha evolucionado la capacitación? ¿se capacita por capacitar; o se busca un sentido en la capacitación?

Las empresas buscan un sentido en la capacitación, pero no siempre son capaces de encontrar una respuesta suficientemente adecuada en la oferta. Esto ocurre porque los servicios de capacitación se han mostrado inocuos, en términos de productividad y competitividad; y de ello da cuenta muy bien el informe Larrañaga del año 2011.

Para hacer frente a esto ASIVA busca trabajar con calidad y, cuando digo esto no me refiero a gestión de calidad, pues a ello estamos obligados a través de las normas certificadas; sino que calidad dentro de las salas de clases, pues los sistemas de gestión solo rondan el aula y no entran en ella, por tanto el trabajo pedagógico y formativo nos resulta prioritario. A lograr este cambio apuntamos y por eso hemos mejorado nuestro modelo formativo, con un enfoque en competencias laborales, tomando crecientemente como referencia el sistema nacional de competencias que lidera ChileValora y estandarizando la capacitación para lograr aprendizajes a la medida del mundo productivo.