14/09/2017

Nuevo modelo de descentralizacion ¿Un salto hacía el desarrollo nacional?

Por Ricardo Guerra Godoy, presidente de ASIVA.

Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Chile desde sus primeros años republicanos sostuvo un sistema de distribución geopolítica basado en provincias, pero a contar de la segunda mitad del siglo XX se incorporó la subdivisión regional, presentándose como la gran vía de descentralización. Este histórico modelo contempla una gobernanza designada por el presidente de turno y centralización de las principales decisiones de carácter económico y social. A su vez, los impuestos independientemente de su fuente geográfica llegan al erario nacional para su posterior asignación centralizada.

Ese modelo de gobernanza está siendo reemplazado por otro que promulga los gobiernos regionales autónomos, elegidos democráticamente con mayores presupuestos económicos, sus propios planes de inversión y programas sociales.
El gobierno central nominará a un representante en cada región, lo que actualmente conocemos como la figura del Intendente, quien asumirá la representación del gobierno nacional y la responsabilidad por aquellas funciones propias del Estado, como son la educación y salud, etc.

Visualizo que este cambio va mucho más allá que el derecho a elegir democráticamente nuestra gobernanza regional, pues seremos responsables por la elección de las personas que decidirán el destino de nuestra región. Este nuevo grupo tendrá autonomía para gobernar, lo que significará nuevos planes de desarrollo económico, social. Sin duda, este cambio es el desafío más grande que asumirá nuestra región.
Tendremos un marco legislativo desarrollado por profesionales y legisladores de muy buena fe, pero todo debe ser interpretado y aplicado por organizaciones y personas competentes. Además, como en todos los proyectos, nacen grandes inquietudes, y esta vez, no es la excepción.

¿Contamos con profesionales y organizaciones idóneas? ¿Cómo podremos controlar a los caudillos que tomen gobernanzas regionales con agoreras ofertas para mejorar la calidad de vida de la población? ¿Cómo se mantendrá la unidad Nacional?
Sin duda, hay mucho por hacer y aprender, puesto que es un tema transversal y de interés común. Por lo mismo, nadie se debe restar del proceso, tanto en el aprendizaje, como en el desarrollo.

Creo firmemente que los empresarios y asociaciones gremiales debemos asumir esta responsabilidad en forma pro activa y comprometida. De esta forma, construiremos e impactaremos positivamente en el progreso de la región.