20/07/2017

"El FUT, al menos tal y como lo conocemos, termina su historia después de poco más de 30 años, en su reemplazo la reforma estableció para cada tipo de sistema cuatro nuevos registros".

Cristian Núñez, integrante Comisión Tributaria ASIVA, jefe de Gestión y Normativa Tributaria, Chilquinta Energía.

Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Reforma Tributaria: Lo que falta por implementar

El año pasado las empresas, a las que la ley se lo permitía, debían tomar la decisión de optar entre los dos sistemas de impuesto a la renta que entraron en vigencia a contar del 01 de enero de 2017, me refiero al sistema de "Renta Atribuida" y al "Semi-Integrado". Sin embargo, esa decisión es sólo el comienzo de la implementación, pues los contribuyentes deberán, además, abordar la elaboración de una serie de nuevos registros, que de no realizarse de manera correcta, podría provocar más de un dolor de cabeza por las explicaciones, cruces y/o controles que la autoridad tributaria realizará a partir de ellos.

FUT: Fin de una era

El FUT, al menos tal y como lo conocemos, termina su historia después de poco más de 30 años, en su reemplazo la reforma estableció para cada tipo de sistema cuatro nuevos registros. El sistema de "Renta Atribuida" tendrá los registros RAP (Rentas Atribuidas Propias), DDAN (Diferencia de Depreciación Acelerada versus Depreciación Normal), REX (Rentas Exentas e Ingresos No Constitutivos de Renta y aquellas rentas con su tributación cumplida) y el SAC (Saldo Acumulado y Control de Créditos, establecidos en los artículos 56 N°3 y 63 de la Ley sobre Impuesto a la Renta). Por otra parte, el sistema "Semi-Integrado" deberá contar con los registros RAI (Rentas Afectas a Impuesto), DDAN, REX y SAC. Las empresas deberán implementar los registros antes mencionados durante el presente año y determinar los saldos iniciales que componen cada uno de ellos.

Las empresas que mantengan, al 31 de diciembre de 2016, saldos en el registro FUT deberán traspasarlos al registro STUT (Saldo Total de Utilidades Tributarias pendiente de tributación con los impuestos finales al 31 de diciembre de 2016) que tiene una estructura que es distinta del FUT, por lo tanto también deberán determinar estos saldos iniciales.

Los registros antes mencionados están normados mediante la Resolución Exenta N° 130 del 30 de diciembre de 2016 del Servicio de Impuestos Internos, la cual además de indicar la forma de efectuar las anotaciones, establece el formato y la obligación de llevar los siguientes registros:

 Determinación de la Renta Líquida Imponible de Primera Categoría, para cada uno de los nuevos regímenes tributarios antes señalados.

 Forma de registrar las pérdidas tributarias a que se refiere el N° 3 del artículo 31 de la Ley sobre Impuesto a la Renta.

 Registro del detalle de las partidas o cantidades a que se refieren los incisos primero y tercero del artículo 21 de la LIR, con la individualización de los beneficiarios de las sumas a que se refiere dicha norma legal.

 Registro del saldo de retiros en exceso, al 31 de diciembre de 2016

 Registro del saldo de reinversiones, al 31 de diciembre de 2016.

Mención aparte merece la Declaración Jurada 1925, cuyo plazo de presentación vencía originalmente el 15 de junio de 2017 y se extendió hasta el 16 de octubre de 2017. En ella se deben informar los saldos finales del Registro FUT al 31 de diciembre de 2016, que deberán ser consistentes con los saldos iniciales que se declararán en los registros antes mencionados.

Como pueden apreciar aún queda bastante trabajo y de no hacerlo en forma correcta, como por ejemplo determinar inadecuadamente el capital aportado para el Registro RAI, se podrían ver afectadas las imputaciones y cometerse errores en la calificación de los créditos de los dividendos, con la respectiva contingencia tributaria que ello implicaría.